Cómo elegir un sofá duradero perfecto para tu salón

Compartir

El sofá es uno de los muebles más importantes de la casa, no solo por la cantidad de espacio que ocupa, también porque en torno a él gira una gran parte de la vida hogareña. Es un lugar de descanso y reunión de la familia, un aliado en las siestas de fin de semana, o el sitio donde disfrutamos de muchos momentos de ocio. Por eso es importante saber cómo elegir un sofá.

Cómo elegir el sofá adecuado según tus necesidades

Tamaño

El primer criterio que conviene tener en cuenta a la hora de aprender cómo elegir un buen sofá es el tamaño. Es importante que las dimensiones del sofá estén acorde con las de la estancia. No es buena idea, por ejemplo, colocar un sofá que ocupe toda una pared en una habitación pequeña, porque provocará sensación de saturación. En ese caso es preferible un sofá de dos plazas.

Si solo se va a colocar un sofá, lo recomendable es situarlo en la pared más grande de la estancia. En el caso de que se quiera combinar varios, los expertos aconsejan dos formas de distribución: en forma de U si el salón es espacioso, y en forma de L si es una sala más bien pequeña.

Tapicería

Para saber cuál es el mejor sofá para nuestro salón, siempre es conveniente elegir materiales resistentes y, dependiendo de nuestro estilo de vida, podremos darle más o menos prioridad al diseño. Si vivimos con niños o mascotas, es preferible escoger tapicerías de loneta, chenilla o algodón, si puede ser con algo de textura, que disimula mucho mejor los roces y las manchas. 

También se recomienda elegir tonos neutros, porque aportan mayor calidez visual y no pasan de moda, como puede ocurrir con los estampados. Si por el contrario, no hay riesgo de manchas por descuidos, podemos permitirnos tejidos más delicados o tonos más claros.

Cómo saber qué sofá es de mejor calidad

Ya hemos elegido un sofá, es bonito y tiene el tamaño adecuado, ¿cómo sabemos si es de buena calidad? Para resolver este dilema hay que fijarse en varias cuestiones:

Armazón

El armazón del sofá es la estructura que soporta el mueble. Es la base donde se asientan los cojines, la amortiguación, el respaldo, los reposabrazos, etc., así que si queremos un buen sofá, este armazón tiene que ser resistente. Los de madera son los de menor calidad en este sentido, y los más fuertes y duraderos, son los que están fabricados con aluminio y acero. Evidentemente la diferencia también se nota en el precio.

Amortiguación

Los sofás actuales tienen dos sistemas de amortiguación: de muelles en zigzag o de cinchas. Los muelles suelen aportar más firmeza al sofá, además de ser más duraderos. El único inconveniente es que con el tiempo pueden hacer algo de ruido, y dañar la goma o la tela con el roce constante. Por otra parte, las cinchas pueden ser de distintos materiales y elasticidades; las de caucho son las más resistentes.

Patas

Cuando quieres saber cómo elegir un sofá, no puedes olvidarte de la parte que sostiene el mueble. Debemos fijarnos en que las patas sean sólidas y resistentes, así evitaremos que se quede cojo o comience a tambalearse de forma molesta. También hay que comprobar que sean antideslizantes y se fijen con cierta firmeza al suelo.

Siguiendo estas pautas, es fácil saber cómo elegir el sofá adecuado para nuestro hogar. Eso sí, la comodidad es una cuestión personal, por lo que es imprescindible probar el sofá en la tienda antes de comprarlo.

Tags::

Next Up

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad